Web Adentro


¿Qué es la Web semántica?

Posted in General por webadentro en marzo 19, 2008

 INKEL
http://f14web.com.ar/inkel/que-es-la-web-semantica

De forma similar a como la presentó Tim Berners-Lee en 1998 y adaptando los ejemplos al hipertexto, podemos decir que la World Wide Web, basada en documentos y enlaces de hipertexto, fue diseñada para la lectura humana y no para que la información que contiene pudiera procesarse de forma automática. Si hacemos una búsqueda de documentos, por ejemplo, por el término “hipertexto”, la Web no distingue entre los distintos significados o contextos en los que aparece este término (programas para diseñar hipertexto, información docente, empresas que anuncian su web, etc.). La Web actual tampoco permite automatizar procesos, como por ejemplo, buscar un seminario sobre hipertexto, hacer la reserva de plaza, consultar los medios de transporte disponibles hasta la ciudad donde se celebre el evento, reservar billete, y conseguir un plano de dicha ciudad. Aun utilizando un potente buscador, se pierden muchas horas navegando por los resultados obtenidos tras la consulta, para acceder a la información de forma manual, cuando esto lo podría hacer un programa o agente inteligente.

La Web Semántica vendría a ser una extensión de la Web actual dotada de significado, esto es, un espacio donde la información tendría un significado bien definido, de manera que pudiera ser interpretada tanto por agentes humanos como por agentes computerizados.

La Web Semántica ha sido impulsada por Tim Berners-Lee, creador de la WWW, y otras personas relacionados con el W3C (World Wide Web Consortium). El primer avance en este sentido, fue la publicación en septiembre de 1998, por parte de Berners-Lee de 2 documentos denominados Semantic Web Road Map y What the Semantic Web can represent.

En el año 2000, Berners-Lee ofreció una conferencia en el marco del W3C donde propuso: “La nueva información debe ser reunida de forma que un buscador pueda “comprender”, en lugar de ponerla simplemente en una “lista”. La Web semántica sería una red de documentos “más inteligentes” que permitan, a su vez, búsquedas más inteligentes. La idea sería aumentar la inteligencia de los contenidos de las páginas web dotándolas de contenido semántico. La Web actual posee una gran capacidad para almacenar datos y puede leer y visualizar los contenidos, pero no es capaz de pensar ni de entender todo lo que contiene. Se precisa, por lo tanto, un nueva Web -la Web semántica- que hará posible no sólo almacenar los datos, sino entender e interpretar el sentido de esta información. De esta forma, Berners-Lee presenta la nueva arquitectura en que se basará la Web Semántica, no entendida como una nueva Web, sino como una extensión de la Web existente.

En mayo de 2001, Tim Berners Lee, James Hendler y Ora Lassila popularizan la idea de la Web Semántica al publicar un artículo en la revista Scientific American titulado “The Semantic Web: a new form of Web content that is meaninful to computers will unleash a revolution of new possibilities”, donde explican de forma sencilla su idea de la Web Semántica y los primeros pasos que hay que dar para llevarla a cabo.

La mayoría de los sitios web están construidos en lenguaje HTML con marcas o etiquetas que se muestran cuando se visualiza el código fuente, pero que permanecen ocultas en la visualización normal de los navegadores y que contienen información sobre el contenido de la página, enlaces hacia otras páginas, formatos de letra, color, párrafos, imágenes, vídeos, etc. Los orígenes de la Web se basaron en el carácter abierto y universal de la base de la Web: el lenguaje HTML, y el empleo de archivos ASCII y los gráficos GIF y/o JPG. Esto permite a los buscadores clasificar los documentos HTML de la red y ponerlos en una página web a modo de índice o catálogo, que se puede mostrar por medio del navegador. Gracias a que el lenguaje HTML se ajusta a unas normas estandarizadas, todos los ordenadores pueden reproducir correctamente esos documentos. Sin embargo, el lenguaje HTML se quedaba corto pues, orientado a la presentación de datos, la información que ofrece es muy limitada, no permite describir datos y no es extensible, esto es, únicamente ofrece un pequeño número de etiquetas. El sistema evolucionó y se realizaron algunas mejoras para hacer este lenguaje algo más dinámico con la introducción de otros elementos como DHTML, Javascript, hojas de estilo e, incluso, se añadieron a la Web otros lenguajes que permitieran ofrecer una información más estructurada, como el lenguaje XML, pero hacen falta otros lenguajes que permitan una descripción más detallada del documento y de su contenido, y que faciliten la comunicación entre los ordenadores. Y también hace falta una nueva generación de buscadores más inteligentes que puedan leer y evaluar rápidamente los documentos de Internet.

Así pues, el desarrollo de la Web semántica requiere la utilización de otros lenguajes como el lenguaje estructurado XML (Extensible Markup Language) y el lenguaje RDF (Resource Description Framework) que puedan dotar a cada página, a cada archivo y a cada recursos o contenido de la red, de una lógica y un significado, y que permitan a los ordenadores conocer el significado de la información que manejan con el fin de que esta información pueda no sólo ser presentada en pantalla, sino también que pueda ser integrada y reutilizada. XML ha logrado convertirse hoy en un lenguaje estándar. Se trata de un subconjunto del complejo y sofisticado lenguaje SGML que aporta datos estructurados a la Web y que se ha convertido en la infraestructura preferida para el intercambio de datos. Además, las páginas XML pueden ubicar metadatos, esquemas XML y esquemas RDF, que aportan un mecanismo para que los programas puedan interpretar y comprender documentos con un vocabulario descriptivo.

Para poder explotar la Web semántica, se necesitan lenguajes semánticos más potentes, esto es, lenguajes de marcado capaces de representar el conocimiento basándose en el uso de metadatos y ontologías. Utilizando anotaciones RDF y RDF Schema se pueden presentar algunas facetas sobre conceptos de un dominio del conocimiento y se puede, mediante relaciones taxonómicas, crear una jerarquía de conceptos. Pero se precisan lenguajes de marcado (basados en RDF) con una mayor expresividad y capacidad de razonamiento para representar los conocimientos que contienen las ontologías. Además, estos lenguajes deben ser estandarizados y formalizados para que su uso sea universal, reutilizable y compartido a lo largo y ancho de la Web. Se necesita un lenguaje común basado en web, con suficiente capacidad expresiva y de razonamiento para representar la semántica de las ontologías. De esta forma, la utilización de lenguajes tales como OWL son una paso más en la consecución de la Web Semántica.

Es necesario, pues, crear una ontología o biblioteca de vocabularios descriptivos/semánticos, definidos en formato RDF y ubicados en la Web para determinar el significado contextual de una palabra por medio de la consulta a la ontología apropiada. De esta forma, agentes inteligentes y programas autónomos podrían rastrear la Web de forma automática y localizar, exclusivamente, las páginas que se refieran a la palabra buscada con el significado y concepto precisos con el que interpretemos ese término.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: