Web Adentro


La amiga polémica, una profe que se las trae

Posted in Entrevistas por webadentro en febrero 26, 2008

Ernesto González   velocidad160@gmail.com

untitled1.jpgMientras más conoces, te instruyes y estudias, más te das cuenta de lo ignorante que eres, sobre todo en este tema tan polémico del Periodismo Digital. Eso mismo le sucedió a este humilde estudiante del V diplomado de esa rama que se desarrolla en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martï” al enfrentarme a la siempre carismática Milena Recio Silva, joven profesora que da la impresión que el divertimento para ella es cosa nula y acurruca su bella estampa en el ciberespacio a tiempo completo.   

A continuación reproduciré una entrevista realizada  a esta muy emblemática profesora por el sitio web de Dialógica   

Milena Recio Silva es Docente de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, y periodista de la agencia Prensa Latina. Edita el sitio web de prensa alternativa latinoamericana Visiones Alternativas. Actualmente está en proceso editorial su libro “Periodismo digital: el límite de lo posible. Un análisis de las transformaciones del periodismo en Internet”, trabajo con el que obtuvo el grado de máster por la Universidad de La Habana. Es representante de dicha universidad en la Red Iberoamericana de Comunicación Digital (ICOD).  Dialógica: ¿Cuáles son las competencias que tendría que tener un periodista digital?

Milena Recio Silva: Bueno, hay una reflexión quizás no muy trascendente, pero sí ilustrativa, de si vale la pena o no seguir poniéndole el adjetivo “digital” al periodista. Es que, como han dicho muchos, ¿se puede hoy ser no-digital? En algún punto de la cadena productiva, por alguna vía, para el periodista directamente, o para su “producto”, lo digital, hoy, roza el ala.De todas formas, en algunos casos el roce se convierte en intervención total en el trabajo periodístico. Y en esas circunstancias todavía hoy podemos notar distinciones profesionales; pero estoy segura de que en la medida en que lo digital cope cada vez más los diversos espacios sociales, la distinción aligerará mucho su sentido inicial. Pero sigamos hablando de “periodista digital”, que así nos entendemos bien.Creo en última instancia que estamos viviendo una etapa en que lo que se cuestiona, lo que debe corregirse, replantearse, reinterpretarse, es lo que ya estaba asentado, por casi dos siglos, como el abecé de lo que es un periodista. Así que a lo mejor vale la pena hoy preguntarse esto nuevamente, para desde ahí ubicarnos en cuáles serían sus competencias profesionales. Porque últimamente a nivel global no sólo cambiaron las tecnologías productivas; cambiaron el mercado, las relaciones políticas, la circulación ideológica, etc., desde donde y hacia los que los periodistas “funcionan”. Esto es algo que, por supuesto, no soy capaz de abarcar. Lo dejo solo como provocación.Las competencias las entendemos como tramas complejas de saberes, habilidades y actitudes específicas. Pero esa especifícidad cada vez más se construye desde el diálogo con otras disciplinas, en las intersecciones con otros campos y otros habitus profesionales -como nos diría Bourdieu-. Creo que el periodismo y el periodista tiene que dejarse interpelar más por dos grandes zonas de conocimiento y competencias que trabajan también sobre y con información: la informática y las ciencias de la información. Así que, resumidamente, podría decir que un periodista hoy tendría que saber pensar y actuar con herramientas y contenidos de esas dos áreas. Aunque sea para dialogar con ellas. Me parece imprescindible que los periodistas pensemos en sistemas de información, como lo hacen por diferentes vías los informáticos y los especialistas en información. Esa es la única manera que conozco y me parece la más efectiva para inclinarse sobre los futuribles del periodismo (digital).Como lo veo, esto tiene una enorme trascendencia, porque el periodista ha sido tradicionalmente un ensimismado en los resultados de “sú” trabajo –la tilde es una licencia intencional. Ese ensimismamiento se expresa claramente en el amor, la pasión, por ver el crédito impreso en letras negras. El periodista ha sido muy autor, y se trata ahora de que sea un poco más gestor y lector.D: ¿Cómo ves la evolución del periodismo digital, desde la etapa de reproducción de la versión papel, pasando por un segundo estadio de independencia con el periodismo tradicional y este tercer momento de periodismo participativo o Periodismo 3.0, donde se incluye la interacción en la producción del superusuario, desplazando el concepto de audiencia?M.R.S.: Estas temporalidades no se han superado unas a otras, sino que cohabitan absolutamente. Y quizás están más que nada marcadas por el hecho tecnológico, tanto desde el punto de vista de las aplicaciones de software, los dispositivos de hardware, como por los diseños de gestión productiva en sí mismos; pero no necesariamente hablan de un cambio fundamental en la cultura profesional periodística, que probablemente tendría que estar asentada también en una rearticulación de las bases éticas de la actividad profesional, de la comprensión del encargo social del periodismo.El uso de algunas tecnologías high en el área de la medicina y la biología hoy están suscitando unos tremendos debates éticos –caso genoma humano y el uso de ese conocimiento; fijémonos, además, en todo el acervo de la bioética— que sin embargo, yo no veo aparecer por ninguna parte con esa fuerza en el mundo del periodismo y la comunicación ¿cuál será la razón?Bendita interacción. Esta es la palabra clave. Pero también es el mejor comodín que pueda existir. ¿Qué significa interactuar? ¿Significa tener que llenar formularios por todos lados para completar bases de datos de perfiles de usuario que alguien luego usará para qué-sé-yo? ¿Significa participar en encuestas y foros cuyas preguntas casi siempre guardan relación estrecha con los temas de una agenda monocorde de temas y enfoques para interpretar la realidad en cuya elaboración no participamos sino como meros invitados? ¿Significa poder elegir colores y tamaños de letra de una interfaz web? ¿Significa que nos mimen personalizando los contenidos a los que accedemos o nos llegan, para terminar afiliándonos decididamente a los medios triunfadores dentro de la “economía de la atenció”?Dejar interactuar es un recurso de poder –no digo del poder–, a veces para retenerlo, a veces para reciclarlo y a veces, las menos, para cederlo. Esto es parte de la discusión.En la segunda etapa que mencionas en esta periodización, definitivamente, no creo que haya verdadera independencia respecto al periodismo tradicional. Se puede ver autonomía en cuanto a la factura de algunos contenidos, e incluso en cuanto a la institucionalidad y las formas organizativas que se adoptan para la producción de periodismo digital. Pero, digamos, en el periodismo “de marca”, no hay tal independencia. Todavía no se han visto rupturas editoriales entre los medios en papel y sus correlatos en la web. No espero verlas. Tampoco he sentido que la interactividad sea, generalmente, algo más que ofrecer comodities, atractivos y recursos de fidelización a los usuarios.Como mencioné el periodismo “de marca”, creo que también hay que mencionar el periodismo llamado “alternativo”, donde las dinámicas no han sido idénticas. En la mayoría de los casos nacen sin correlato en los medios tradicionales, pero venimos también de una cultura profesional similar (tradicionalista y empoderada). Y con muy pocos recursos materiales (tangibles y no tangibles) y humanos!!! Aún en estas condiciones, y a pesar de que se busca ser reactivo a las formas dominantes de comunicación, en estos casos también es posible preguntarse hasta dónde llega o puede llegar esa “independencia” de unos referentes y unos patrones de “éxito” anteriores. Y hasta dónde se llega en el camino de la interactividad.El Periodismo 3.0, periodismo participativo, periodismo ciudadano, es algo que en el mundo hispanohablante estamos viendo aparecer muy recientemente. Hay que decir que es todavía una práctica muy marginal. Son experiencias que permanecen en los márgenes de los flujos más intensos de comunicación. Pero tienen una fuerza poderosa, sobre todo por insinuar y en algunos casos demostrar, que desde el punto de vista tecnológico la mesa está servida para una democratización sustancial en cuanto a la redistribución del patrimonio de la voz, del decir. Más allá de las experiencias de los weblogs hay que observar el futuro de prácticas periodísticas basadas en plataformas wikis.Por último, me gustaría pensar que esa postulación de “superusuario” refiere algo que es menos que un superman -que por supuesto es muy eventual y extraordinario- frente a su PC todo el día, editando textos en sistemas wiki o posteando en weblogs. Ojalá fuera sencillamente el vecino de al lado que es un individuo inteligente y crítico, que busca estar informado y necesita compartir sus visiones del mundo, y con el que no se puede contar para sumarlo a un rebaño de pensamiento amaestrado. Internet podría ser el mejor espacio para que él se sienta cómodo.D: ¿Podemos seguir hablando de audiencias o tendríamos que redefinir el concepto?M.R.S.: Depende para lo que se quiera usar el concepto. Se puede seguir hablando de “audiencias” cuando los otros “oyen” mientras nosotros hablamos (o vociferamos).Si podemos llegar a actuar de otra forma a lo mejor sería bueno hablar de “Alter”, a secas, lo cual nos convendría para volver a ubicarnos en “Ego”, pero más humildemente.D: ¿En el periodismo digital como crees que cambiaron los modelos de producción?M.R.S.: Está es una pregunta difícil si comprendemos que los “modelos de producción”, en justicia, son los núcleos duros donde se concentran todas las continuidades y rupturas que observamos en el periodismo digital. Están constituidos por vectores económicos, culturales, sociales, de orden tecnológico, organizativo, de disponibilidad de recursos, etc. No obstante, para no declararme vencida por la pregunta trataré de simplificar tu intención de “preguntador”, y quizás pueda concentrarme más en algún aspecto, como el de las formas que adoptan para organizarse los dispositivos productores.Hay que tener en cuenta que una cosa es lo que suponemos que debe ocurrir, y otra es lo que verdaderamente está ocurriendo. Internet, que es tan prometedora, siempre nos impulsa a la ilusión, al deber ser, pero luego uno tiene que analizar más realistamente los límites de lo posible. Tu pregunta está redactada en pasado, pero creo que sería mejor hablar de que los modelos cambian, están cambiando –y seguro estarás de acuerdo–, dado que estamos presenciando un proceso muy joven que está en plena evolución. Nada se ha asentado todavía perfectamente, y también son muy distintas las experiencias entre lo que lograron hasta ahora los grandes medios y lo que han podido lograr pequeñas comunidades o solitarios trasnochados –literalmente–, que han asumido Internet como un espacio para la presentación de comunicación periodística.Entre los periodistas “a pie de web”, los que practican diariamente el periodismo en Internet como agentes especializados, hay una permanente pregunta -lo digo también teniendo en cuenta lo que he visto, por ejemplo, en la experiencia cubana-, sobre cómo deben organizarse las llamadas redacciones digitales.Hemos pensado que al parecer existirían por lo menos tres grandes maneras, ubicándonos en los casos de los medios online que tienen algún correlato offline:  La redacción digital como dispositivo dentro de la redacción tradicional. La redacción digital como dispositivo paralelo (fuera) de la redacción tradicional. La redacción digital integrada dentro de la redacción tradicional (indistinguible) con alto nivel de integración y capacidad para compartir recursos.  Asuntos como la organización de los flujos editoriales, la centralidad o la marginalidad de la producción para la web, la calificación y retribución de los roles (más allá de los periodísticos) que intervienen, el diseño mismo de los roles y sus contenidos, etc. están siendo discutidos continuamente.Ojalá la información sobre estos detalles organizativos adoptados en una u otra experiencia, estuviera más a la mano, para poder evaluar las mejores prácticas que sirvan a la dinamización más universal de estos procesos. Pero este es un conocimiento que entra en la categoría del apreciado know how, que con tanto celo se atesora.Sin duda alguna la forma que adopte la organización del trabajo informativo habla de las concepciones, los objetivos y los valores que imperan, como en cualquier otro proceso productivo, de cualquier otro “bien” o servicio social. Por eso creo que es un foco que tiene interés estratégico para pensar el futuro de Internet como espacio de comunicación.D: ¿Hay una superestructura específica para la noticia digital, o se puede seguir pensando en la fórmula de la pirámide invertida?M.R.S.: Ya no hay jerarquías a priori, dice Dominique Wolton. Yo no sé si haya géneros a priori… A lo mejor estamos muy centrados en definir estándares de narración, normas retóricas, cánones de usabilidad, etc. Sé que los estándares tienen un enorme valor para compatibilizar, para educar, y para organizar (sobre todo cadenas productivas). Pero, en términos de producción de mensajes, de “construcción social de la realidad”, los estándares se pueden llegar a convertir en camisas de fuerza incontrolables… (Hay que ver lo que sufren los profesores de periodismo para (de) mostrar géneros puros, y hacernos entender las diferencias esenciales entre una noticia y una crónica, porque así lo dictan las reglas asumidas.)A los efectos del periodismo digital no creo, por ejemplo, que la pirámide invertida sea un estándar desechable a priori, pero tampoco creo que debamos concentrarnos en tratar de rescatarlo a toda costa, cuando se trata de que ahora podemos experimentar.¿Qué es la noticia digital? Permíteme esta definición rápida: dar a conocer en medios digitales lo que acaba de pasar. ¿Puedo publicar, en vez de una nota de texto, un titular acompañado de un fragmento de video donde se vea lo que acaba de pasar? Sí. Y dentro de tres minutos publico tres párrafos, y luego pongo un enlace a una nota anterior sobre el tema, y así, convierto el suceso en una madeja de narrativa hipertextual… Como le venga mejor al suceso. ¿Todo lo que no sea texto siempre será ancilar? ¿Se podrá hablar en primera persona cuando se narre periodísticamente “lo que acaba de pasar”? ¿Qué lo impide? ¿La objetividad? ¿Qué está ocurriendo en los weblogs con el uso de las personas gramaticales? ¿Qué está ocurriendo en los weblogs con la famosa objetividad? Eso es indetenible y hay que observar cómo están cambiando las retóricas “periodísticas”.Si yo mantuviera un weblog “periodístico” y un huracán estuviera atravesando La Habana ahora mismo, te juro que cuento la velocidad del viento que se siente en mi edificio, y además trato de mencionar lo que dice el Instituto de Meteorología. ¿Sería esto una noticia? ¿Lo que pienso y siento podría ser noticia? ¿En qué orden jerárquico debo narrarlo?D: ¿Además de los enlaces profundos y las etiquetas de resumen de los sitios enlazados a partir del rollover, que otras características crees que adoptará la escritura interactiva? M.R.S.: Me gusta más hablar de escritura colaborativa. Creo que desplaza un poquito más la línea de meta. Para profundizar más aún este proceso lo primero que tienen que cambiar son los “escribientes” y sus necesidades expresivas e intelectivas.Los desarrollos de software pueden y serán impulsados por las demandas de usuarios cada vez más estimulados por las posibilidades de compartir, de colaborar, en el proceso de crear conocimiento. (Hay que dignificar al periodismo, considerándolo como una forma de conocimiento. Y el conocimiento es tal si y solo si se comparte; es también su forma de valorizarse.)D: ¿Es posible producir textos periodísticos en forma colaborativa? ¿Qué potencialidad y aplicación concreta le ves a los wikis?M.R.S.: ¿Se puede contar la historia y la Historia entre todos? De eso se trata.Pero para eso falta un buen trecho socialmente hablando. Que no nos adormezca la tecnoilusión.Creo que sería bueno hacer un seguimiento a lo que está ocurriendo en Wikinoticias. Hasta ahora lo que vemos es básicamente un copy-paste (con algunos cambios de rigor para respetar los copyrights) de lo que los grandes medios consideran diariamente como noticiable. Y como se trata de copy-paste y la noticia es un formato tan perecedero se asume que no se necesita decir nada más que lo que dicen las agencias internacionales de prensa, u otros representantes del periodismo “de marca”. La verdad es que el proyecto de Wikinoticias podría ser mucho más de lo que es hoy, y creo que es posible que vaya mejorando.Así, cuando se publique una noticia sobre la reciente condonación de 3000 millones de deuda externa por parte del FMI, se pueda llegar a explicar las verdaderas implicaciones que tiene el asunto, los “atrás” y los “colaterales” del caso, para que no nos quedemos todos con la falsa idea de que el FMI ahora es una especie de gordo mofletudo, de larga barba, vestido de rojo, que viene con regalos de navidad.

Anuncios

Una respuesta to 'La amiga polémica, una profe que se las trae'

Subscribe to comments with RSS o TrackBack to 'La amiga polémica, una profe que se las trae'.

  1. Roberto said,

    Esa belleza también fue mi profesora y para que te cuento, es muy profesional chico y con una lenguita que se las trae, con personas como ella, estoy seguro que nuestro país superaría muchas “dificultades”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: