Web Adentro


Un clic no hace al fotógrafo

Posted in Fotoperiodismo por webadentro en febrero 8, 2008

FOTOPERIODISMO—- Si bien es cierto que siempre se ha considerado que la visión artística del fotógrafo es la materia prima más importante a la hora de concebir una buena foto, los tiempos modernos, con su aplastante tecnología, imponen al artista una preparación consecuente en estos medios.La computación, con sus múltiples softwares aplicados a la fotografía, la digitalización de las comunicaciones, así como las cámaras digitales, aceleran un proceso que, si bien puede atentar contra la concepción porque el fotógrafo puede “conformarse” con la primera imagen “publicable” que ve, es indiscutible que posibilita hacer en tiempo real la  realización periodística.

Un problema crucial al que nos enfrentamos es la tecnología. Cada día salen al mercado cámaras y accesorios capaces de brindar al fotorreportero nuevas prestaciones. Los precios de adquisición de estos productos son altos, especialmente los de última generación, y las consabidas dificultades financieras limitan nuestro acceso a estos.

Con respecto al Photoshop, software principal de trabajo para el procesamiento de las imágenes, la dificultad estriba en conocer y dominar las herramientas fundamentales que pone a disposición nuestra. Los fotógrafos de prensa muchas veces no son capaces de ir más allá de las aplicaciones rutinarias usadas en el diario, siendo este uno de los software más extensos de los que se ha construido en este sentido y que aporta al artista, numerosas posibilidades de creación, sin caer en la manipulación exagerada de las imágenes.

El procesamiento plantea al fotógrafo un grupo de operaciones que hacemos de manera casi automática, sin ver más allá de ellas. Solo nuestra curiosidad y espíritu creador son los que nos convocan a ir en busca del arcoiris de posibilidades y oportunidades que casi nunca utilizamos.

Por ello consideramos necesario que cada fotorreportero se plantee la superación como una tarea principal.

A la vuelta de la esquina están los tiempos en que hacíamos fotos en el laboratorio. Quienes conocieron esa experiencia saben que una buena foto no depende del último artificio tecnológico, sino del conocimiento que tenga el fotógrafo sobre su trabajo, del talento, visión, conocimiento estético y general y cultura del arte plástico.

Algunos fotorreporteros apuestan por los avances de la técnica sin reparar en la importancia del oficio. Quienes consideramos el problema viendo al oficio como su eje, pensamos que en nuestras condiciones, la capacidad creativa puede encontrar un campo pleno de expresión sin necesidad de contar con las últimas novedades.

Por eso hago un llamado a todos los colegas a que no se encasillen siempre con la misma imagen, ya sea en una simple entrevista o un gran reportaje. Este último nos permite la posibilidad de demostrar que realmente somos todos artistas del lente y es ahí donde hay que poner el extra para romper con esos esquemas que echan por tierra el resultado final.

Hoy en día, los medios están carentes de los reportajes, género en el que el fotorreportero tiene la posibilidad de publicar varias fotos y que le permite expresarse como el artista que es y no como el que aprieta el obturador para hacer una entrevista y sacar la clásica carita del entrevistado y no su retrato.

Con el reportaje debe buscarse siempre esos primeros planos que tanta agresividad demuestran, el contraluz, los detalles, estilos que tanto le aportarían a nuestra prensa y sin embargo están casi extinguidos.

El fotorreportero de prensa debe ser capaz de buscar dónde se encuentra la información del trabajo que está realizando. Para ello tiene que saber que temas se están tratando, cual es el núcleo principal. Por ahí encontraría la guía conductora y de esta manera, sus fotos acompañarían lo redactado por el periodista, logrando así una buena cobertura y un buen trabajo de equipo.

Los periódicos y sitios Web deben ser resultado de visiones integrales de la noticia. El artículo, la imagen y el diseño deben confluir hacia el mismo propósito. La práctica, sin embargo, no siempre reproduce esa unidad de trabajo. Y los resultados de esa ausencia pueden verse en ocasiones.

La superación es también una cuestión primordial para los profesionales del diseño. No se concibe el dominio de su campo específico sin un conocimiento de la fotografía y, principalmente, sin vastos conocimientos sobre composición de imágenes.

En tiempos donde hasta con un simple teléfono celular de tercera generación se hacen fotografías de instantes que por su esencia son noticia, no por eso se capta gráficamente la esencia de un momento. Quien crea que dar un clic lo hace fotógrafo, especialmente de prensa, está equivocado. Tecnología aparte, lo más necesario es la preparación, el ojo, el arte, el oficio.

Para finalizar quiero que esta ponencia sea motivo de reflexión sobre los temas que expongo. Si hacemos un análisis profundo, llegaremos todos a la conclusión de que el fotorreportero de prensa hoy necesita superación, estar  siempre bien informado, no caer en la fotografía de rutina, convencerse que cada día que pasa se puede hacer una foto diferente porque no hay fotos ni artículos iguales. De esta manera contribuiremos a realizar un periodismo digno y respetado.

Autor: Franklin Reyes Marrero
Medio: Periódico Juventud Rebelde. La Habana. Cuba   www.jrebelde.cu
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: